jueves, 11 de febrero de 2016

Semi frío de frutas de bosque

Hola buenos días.

A mí "San Valentín" no me emociona demasiado, las cosas como son. Me parece de esas festividades meramente comerciales que están bien para estimular el comercio, pero no más.

Cierto es que estéticamente y centrándome en lo culinario, los postres y recetas "corazonadas" son de lo más vistosas. Así que este año no me he podido resistir a hacer una y compartirla con todas vosotras. Receta ademas sencilla y facilona donde las haya y por supuesto, sin gluten y en este caso, sin lactosa.

Para hacerla aproveché los moldes de silicona de "Silikomart" que me tocaron en un sorteo de mis amigas de "Acaramelada" y la receta es una variación de un semi-frío que la estupenda Mar de "El Taller de los dulces" publicó hace poquito.



SEMI FRIO DE FRUTAS DEL BOSQUE
(sin gluten y sin lactosa)

Ingredientes (para 4 moldes de corazones)
1 yorgur natural sin lactosa (Kaiku)
1 brick de nata 35% materia grasa sin lactosa (Kaiku)
3 hojas de gelatina neutra
50 grs de azúcar
120 grs de frutos rojos
3 cucharadas de agua

Elaboración
Lo primero que haremos es hidratar en agua muy fría las hojas de gelatina.

En un cazo, colocamos las 3 cucharadas de agua junto con el azúcar y los frutos rojos y calentamos sin dejar de batir aproximadamente 4 minutos a fuego lento.

En este punto podéis hacer dos cosas: dejar los frutos rojos así o triturarlos con una batidora. A gustos.

A esta mezcla, añadid el yogur y la nata y batir manualmente con las varillas. 

Cuando esté todo bien integrado, incorporar las hojas de gelatina bien escurridas y batir hasta que se disuelvan por completo.

Verter sobre los moldes elegidos y dejar que se enfríe en el frigorífico al menos 4 horas. Mejor de un día para otro.

Desmoldar y decorar al gusto. 

Como veis, es súper fácil de hacer y os aseguro que está buenísima.
Un besote bien grande y hasta el lunes.
Helena

lunes, 8 de febrero de 2016

Tartas Fútbol

Hola buenos días.

No se cómo es posible pero estas dos tartas se habían quedado en "el baúl de los recuerdos" sin ser publicadas desde hace mucho, mucho tiempo. Y eso no me gusta. Y no me gusta porque sé que a todos los niños cuando les hago una tarta también les gusta verla luego publicada en el blog. Así que Pablo, mis disculpas y aquí tienes tus dos últimas tartas de cumpleaños. 

La primera de ellas fue para su octavo cumpleaños y como veréis, es una camiseta del Barsa, su equipo del alma. Nunca había hecho una tarta de estas y la verdad, el resultado es genial y no es nada complicada de hacer. Por dentro era de chocolate y rellena de swiss merengue buttercream de nutella.


La segunda de ellas, un año después, Pablo quiso de nuevo repetir temática de fútbol, pero esta vez con un campo y el propio niño modelado. Por dentro en este caso bizcocho de vainilla y relleno de swiss merengue buttercream de caramelo. 



Es todo por hoy. Espero que os hayan gustado mis tartas futboleras. Sé que a Pablo y a sus amigos les encantaron y dieron buena cuenta de ellas.

Un besote
Helena

jueves, 4 de febrero de 2016

Zapato Fondant Cuero

Hola buenos días.

Me encantan los zapatos. Creo que ya os lo he dicho más de una vez. Sobre todo los que tienen mucho, mucho tacón. Obvio es decir que me encanta verlos porque otra cosa es llevarlos a diario.

Hace unos años, cuando no iba siempre con un bolso a lo "Mary Poppins" y tenía que estar con mis ojos mirando a muchos lados a la vez; vamos cuando no era madre, sí que llevaba mucho tacón.

A pesar de los dolores o el cansancio, era capaz de sobrellevar jornadas "maratonianas" con ellos sin importarme nada. Recuerdo mi época de consultora viviendo en Madrid: horas pateando empresas con mis trajes y mis tacones de 10 cm... no había dolor, ni molestia, ni ná de na. Y si el viernes te proponían ir a tomar algo tras el trabajo, allí que te ibas con ellos a echar unas cañas y un baile si se terciaba.

Pero llegó el embarazo y sobre todo, llegó Pablo. Y luego Nicolás. Y eso de correr tras ellos (y por supuesto un balón) por el césped de cualquier parque con los tacones... se volvió inviable. Jajaja.

Ahora cuando mis dos terremotos están cerca de cumplir 10 y 8 años (ni yo me lo creo aún), voy retomando esa buena costumbre de ponerme tacones. No todos los días. Que mi cuerpo serrano de 40 tacos prefiere un medio tacón o una bota plana. Pero de vez en cuando, subirse a un stiletto y verse esa pierna laaaarrrga, ese culo tieso (bueno, más o menos) mola. Sí señor, mola.

Y todo este rollo para enseñaros mi última creación zapatera. Espero que os guste mucho.



El zapato lo hice con pasta de goma, que sabéis que me gusta mucho porque seca rápido y es fundamental para que el tacón y la suela no se agrieten. 

Además en este caso la pasta de goma la cubrí con fondant texturizado (efecto cuero) y lo pinté completamente a mano para darle un efecto más realista (a pesar de que en las fotos no se aprecia mucho).

Espero que os haya gustado mucho. A mí cada vez me gusta más hacer zapatos.
Un besote y hasta el lunes.
Helena

lunes, 1 de febrero de 2016

Tarta Trofeo Balonmano

Hola buenos días.

Acabamos de plantarnos en febrero. Así sin darnos cuenta nos hemos "comido" enero y ya los blogs se están llenado de corazones rojos "sanvalentineros". Buff.

En fin, al lío. Justo hace un mes, al comienzo del año, mi amigo Ricardo organizó por tercer año un torneo de Balonmano para jugadores veteranos de la zona. Aquí en Pamplona hay una gran tradición con este deporte. De hecho durante muchos años tuvimos uno de los mejores equipos de la liga nacional: el "Portland San Antonio".

Como os decía, este es un torneo muy chulo porque la edad de los jugadores es de lo mas variada. Para que os hagáis una idea, el portero de uno de los equipos tenia ¡¡73 años¡¡ eso es vitalidad y lo demás tonterías. Así que lo que es obvio es que lo de menos es ganar, sino participar y divertirse.

Tras el torneo, todos los jugadores y familias se van a comer juntos y Ricardo quería hacer algo especial, así que me encargó una tarta para endulzarles a todos. La idea la tuve clara: un "falso" trofeo bajo su peana, que sería la tarta.

La verdad es que disfruté muchísimo haciéndola y desde aquí te digo una vez más que gracias Ricardo por haber confiado en mi trabajo. 


Como os decía antes, la tarta era la peana. De chocolate con leche y rellena de swiss merengue buttercream de chocolate y mango (opté por poner dos sabores diferentes).

La copa la hice con poliespan, forrado con fondant y pintado con spray plateado. Los detalles en pasta de goma.

Espero que os haya gustado mucho. Un besote muy grande.
Helena

jueves, 28 de enero de 2016

Las Series de Televisión de mi vida

Hola buenos días.

Hoy toca una entrada de esas que hago de vez en cuando hablando sobre mí. Ummm, espero que esto no haya sonado nada pretencioso.

Me gusta hacer estas entradas porque me hacen dar un repaso a mi vida. A las cosas que me han gustado o marcado en ella. Y además así me conocéis un poquito más. Así que hoy le toca a algo divertido: las series de televisión que he seguido.

Como peculiaridad, tengo que contaros que yo no tuve tele hasta los 8 años. Mis padres pasaban de ella, así que hasta que no consideraron que era el momento de tenerla, mi hermana y yo fuimos felices de la vida sin ella.

Dicho lo cual, como cualquier niñ@ nacida a mediados de la década de los 70, mi infancia estuvo marcada por programas infantiles como "Barrio Sésamo" o como series de dibujos como "La Aldea del Arce", "Dàrtañan" y la inolvidable "Heidi". Mención especial para nuestra "Verano Azul", por supuesto.


Entrados ya en los 90 y en mi pre-adolescencia, recuerdo con cariño series que veía con mis padres como "Alf", "Padres Forzosos", "Aquellos Maravillosos Años", "El show de Bill Cosby" o "Chears", con el mítico Ted Danson.

Ya siendo adolescente, me flipaban "Salvados por la campana" y "Los problemas Crecen". No me digáis que no os enamorasteis un poco de Zack o del maravilloso Kirk Camerón (aquellas "Super Pops" y carpetas forradas con ellos). Pero por supuesto y sin duda por encima de todas está "Sensación de Vivir". Supongo que está última me marco (como a muchos) de manera especial porque me pilló con 15 años y recuerdo que nos juntábamos todas las amigas solas los viernes en casa de una de ellas para cenar pizza y verla juntas. ¡¡Anda que no llorábamos con las historias de Brenda y Brandon¡¡¡ (¿os suena??) Luego le siguió "Melrose Place", pero ya no era lo mismo.

Pero ademas de las series digamos de "adolescentes", hubo una que me descubrió mis pasión por las series de misterio y asesinatos. Así que no me puedo olvidar de la maravillosa Angela Lansbury dando vida a Jessica Flecher en "Se ha Escrito Un crimen".

Dando un salto en el tiempo me encantaron "Ally McBeal", "Embrujadas" y por supuesto "Friends" . No se la de veces que me la habré visto. Y nunca me aburro a pesar de las innumerables reposiciones de la misma.

De toda la saga de "CSI" también fui fan en su momento; como de las españolas "Aquí no hay quien viva" o "Aída".

Durante los dos embarazos de mis hijos, por aquello del reposo absoluto que tuve que hacer con ambos desde el 5º mes de embarazo, además de leer mucho me vi las series enteras de "Sexo en Nueva York", "Mujeres desesperadas" y "Anatomía de Grey".

En la actualidad, el sueño que me entra por las noches hace que para las 10:30 muchos días esté grogui en el sofá. Así que digamos que no veo casi nada. Pero aun así, el año pasado me encantó "El Ministerio del Tiempo" y me declaro fan total de "Castle". Supongo que me recuerda a como os decía al principio, las series de asesinatos con un punto de humor.

Menudo peazo post que me ha quedado madre mía. ¿Nostalgia? ¿Coincidís conmigo en gustos televisivos?
Besos mil, Helena