lunes, 15 de febrero de 2016

2 años sin gluten

Buenos días.

El pasado día 10 hizo 2 años. Dos años que en nuestra vida no existe el gluten. Aunque bueno, decir eso es incorrecto porque el gluten pulula por casi todos los lados. La frase sería: dos años que no comemos ningún alimento que contenga gluten.

Supongo que este segundo año ha sido más facial de llevar: ya sabemos donde comprar. Y sobre todo, sabemos que comprar. Porque aunque afortunadamente la oferta de productos sin gluten cada vez es mayor y tenemos claro que productos nos gustan y cuales no. Eso sí, del precio no decimos nada porque sigue siendo lamentable.


También sabemos donde ir a comer. Al menos los lugares de Pamplona los tenemos controlados. Y sí, repetimos una y otra vez, pero es lo que hay. No quiero arriesgarme a contaminaciones cruzadas (que las hemos tenido) o a discutir con camareros que no tienen ni idea de lo que le estamos hablando. Y sí, los sigue habiendo, Y más de lo que me gustaría. Son esos que te miran como: "ya me ha tocado la clienta pesada y petarda de turno"... ¿A que sabéis de que hablo?


Este segundo año hemos seguido viajando. Sí, nos encanta. Y hasta Nueva York que nos fuimos el verano pasado. En esteeste y este enlace tenéis toda la información de los restaurantes que visitamos. Pero además de la "gran manzana" hicimos escapadas a Madrid, Barcelona, Bilbao... y pequeñas excursiones por nuestra tierra.

No hay que tener miedo a viajar siendo celiaco. Nunca. Por supuesto, no se puede improvisar. Como siempre digo, una buena "investigación de mercado de los restaurantes del lugar a visitar" es fundamental para asegurar que nuestro viaje, al menos "culinariamente" hablando, será un éxito. Y eso sin olvidarnos por supuesto llevar una maleta con el "kit de supervivencia celiaco": vamos, lo que viene siendo pan, galletas, barritas... Y sí, es verdad que a veces a una se le queda cara de idiota cuando no puedes probar el plato típico del lugar. Pero oye, al menos lo has olido, lo has visto y allí estas. Y eso es lo que importa.

Creo que mi hijo y yo hemos tenido suerte. Suerte por ser celiacos ahora. Si aún sigue siendo complicado muchas veces el día a día, no quiero pensar como tenía que ser esto hace 5, 10 o 15 años. Mi enorme admiración por todas esas madres y padres que se han tenido que buscar la vida para que sus hijos e hijas se sintiesen "normales" cuando apenas había productos que lo permitiesen.

Porque sí, es muy duro que tu hijo de casi 8 años te mire y te pregunte: "¿mami, tu crees que algún día sacarán una pastilla para que podamos volver a comer gluten?". El alma se te cae a los pies.

Y podría seguir escribiendo durante horas de lo que supone ser celiaco, o vivir sin comer gluten. Cada uno que lo diga como quiera. Pero no es cuestión de aburriros.

Y ahora, con más fuerza que nunca, a por el tercer año de "vida feliz sin gluten".
Un besazo grande
Helena

PD: hoy comparten entrada mis dos blogs, este y: "Disfrutando Sin Gluten"

3 comentarios:

  1. Feliz cumple sin gluten y por las recetas tan ricas sin gluten que nos traes. bsss

    ResponderEliminar
  2. Hola Helena ya sabes que estoy muy identificada con la celiaquía por mi sobrino, yo le preparo algunas cositas sobre todo dulces. Me da mucha rabia cuando se ponen a proclamar que bajen el iva cultural cuando deberían dedicarse a los problemas que son de verdad, por desgracia los precios siguen siendo desmesurados aunque nada que ver como hace 10 años, un besote

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejar tus comentarios y opiniones¡¡ Me hacen mucha ilusión, me los leo todos y siempre aprendo de ellos.